La salud es lo más importante, es por eso que cuando nos llega el momento de realizarnos cualquier intervención quirúrgica, no importa del tamaño que sea y de que se trate, lo primero que hacemos es buscar al mejor doctor para que nos realice dicha cirugía, y un transplante capilar no es la excepción.

 

Un cirujano de transplante capilar

Encontrar un buen doctor no es una tarea sencilla, tenemos que enfocarnos en conseguir uno que tenga larga experiencia en transplantes capilares y que sea reconocido por realizarlos exitosamente y sobre todo que cuente con el tiempo suficiente para atendernos.

Para conseguir un buen cirujano, primero tenemos que buscar información sobre cuáles son los más recomendados en esa área, también en muchos casos, siempre podemos pedir referencias a nuestros familiares y amigos, ya que es nuestra responsabilidad investigar cualquier doctor que planeamos consultar, sobre todo si queremos realizarnos una cirugía con él. La mejor forma de conseguir un buen cirujano es conversando con personas que tienen el mismo problema que nosotros, y que puedan recomendarnos un doctor que cumpla con las expectativas que tenemos y que sea capaz de satisfacer nuestras necesidades. Recomendamos este cirujano – www.drgriffiths.es

Un buen cirujano de transplante capilar debe de contar con ciertas características que consideramos son necesarias e indispensables a la hora de elegirlo y que al final de cuentas son características que cualquier doctor debe de poseer independientemente de su área de trabajo, entre ellas podemos

nombrar: Larga experiencia en lo que se desempeña, que se mantenga innovando y aprendiendo constantemente sobre el trasplante capilar, que sea honesto y nos explique las cosas de forma sencilla y clara y que nos exponga los pros y contras de dicho procedimiento.

Si bien es cierto que pareciera ser una tarea difícil, lo cierto es que la búsqueda apropiada y metódica de un buen cirujano de trasplante capilar, puede ser la diferencia entre una experiencia positiva y una negativa, después de todo, lo más importante es cuidar nuestra salud y para eso, es necesario ponernos en las manos del mejor y el más calificado.


Desde que tengo unos 20 años de edad, empecé a percibir una constante caída de cabello, al principio pensé que esa caída de pelo era normal, pero cuando iba a cumplir 25 años, noté que estaba empezando a quedarme calvo y que las entradas de cabello en mi cabeza se hacían cada vez más grandes y marcadas, sobre todo, notaba la caída del cabello a la hora de ducharme y al levantarme en las mañanas, ya que siempre había gran cantidad de pelo en la almohada, todos estos mensajes fueron de alerta para mí.

Los que han experimentado estos mismos síntomas en algún punto de sus vidas, pero especialmente al presentarse siendo más jóvenes, estarán de acuerdo conmigo en que la pérdida de cabello genera muchos sentimientos, te empiezas a sentir inseguro y pierdes la confianza en ti mismo, pero

confianza y el transplante capilar

además te encuentras todo el tiempo buscando la forma de esconder tu problema y al no poder hacerlo, ya que todo el mundo está empezando a notar que se te cae el cabello, es cuando tu problema empieza a influir en tu personalidad y a afectar tu vida cotidiana.

Por esa razón, decidí realizarme un transplante capilar unos años después, el cual puedo decir que fue exitoso y no solo logro que recuperará mi cabello, sino que además me ayudó a recuperar la confianza que había perdido, deje de esconderme detrás de las gorras y sombreros y pude seguir llevando la vida normal que tenía antes de empezar a percibir la pérdida del cabello.

En mi caso, el transplante capilar fue la mejor decisión que pude haber tomado, y me ay

udo tanto en el ámbito personal como en mi salud. Al día de hoy, me siento satisfecho con los resultados de dicha cirugía, que me devolvió la seguridad y confianza que había perdido.


transplante capilar problemas

Potenciales problemas con un transplante capilar

Como toda cirugía, por más sencilla y pequeña que sea, lógicamente siempre existen pros y contras y como es de esperarse, siempre habrán riesgos que hay que tomar en cuenta, lo mismo sucede con los transplantes capilares, que por más que sea una cirugía sencilla y relativamente rápida, siempre es importante no perder de vista los posibles riesgos y problemas que puedan presentarse durante y posteriormente.

Antes de hablar de los riesgos que se pueden presentar, es importante tomar en cuenta que existen varios factores por los que a veces no es posible realizarle a un individuo un transplante capilar, entre ellos podemos nombrar: la edad, el tamaño de la extensión de pelo que se está perdiendo, el tipo de cabello y otros más, todos estos detalles hay que tomarlos en cuenta a la hora de decidir hacerse un transplante de este tipo y sobre todo consultar a un médico especialista que determine si somos candidatos idóneos para dicho transplante.

La cirugía de transplante capilar incorpora muchas técnicas que son eficaces, para causar el menor número de molestias y para que el proceso de recuperación sea más rápido, pero a pesar de eso, hay varios efectos secundarios que se pueden presentar después de someterse a este procedimiento. Los problemas más frecuentes que se presentan, son debido a que los pacientes no siguen correctamente las instrucciones que el doctor les ordena después de someterse a la cirugía como lo son, cuidar la higiene y tomar las pastillas o analgésicos que se les receta.

Algunos de estos síntomas negativos pueden ser: Hinchazón, pérdida brusca de varios grupos de cabello, la aparición de infecciones en ciertas áreas o incluso, se pueden percibir molestias leves, sin embargo, todo esto, puede evitarse, si seguimos al pie de la letra los consejos de nuestro doctor y realizamos los cuidados pertinentes que se nos ordenan.